Pizza fácil

by

A continuación, una receta de pizza fácil en casa:

*Muy importante, antes de comenzar, considera un buen acompañante de cocina. La excusa es la pizza, aprovecha e invita a tus amigos, pareja o familia y procura pasar un buen rato en la cocina. Si sólo tienes un gato, te juro que igual te hará compañía, aunque sea por interés *

Ingredientes:

– Pan (colisa, hallullas, pita… ¡o cualquier pan que aguante los ingredientes encima!)

– Dos tomates medianos

– Salsa de tomates

– Jamón y queso (mi preferencia es el jamón ahumado y el queso tipo gauda)

– Una pisca de sal y orégano

* Ingrediente secreto: limón

Paso 1: Cortas el pan y si tiene mucha miga, pues se la sacas (si quieres). También cortas el queso y el jamón en cuadritos y los tomates en pequeñas rodajas (“juliana” ¿es que se le dice? ¡corríjanme!).

Paso 2: ¡Agrega el ingrediente secreto! Prueba rociar el pan con unas gotitas de limón. Le dará un toque cítrico y fresco. En dos palabras: ¡MARA-VILLOSO!

Paso 3: Pon cuanta salsa de tomate sea necesaria para cubrir toda la superficie del pan (que no se vea lo “blanco” para que no se seque tanto al meter la pizza al horno).

Paso 4: Ahora agrega primero el queso, luego el jamón y al final los tomates. En este paso debes poner todo el amor y sacar tus mejores movimientos chefísticos. Prueba poner caras, tararear una canción inventada o lanzar desde más arriba los ingredientes. Créete Jamie Oliver -el de Fox Life-.

Paso 5: Como los tomates de hoy no tienen casi sabor, a veces es necesario poner una pisca de sal sobre ellos. Si te gustan al natural, pues te saltas este paso.

Paso 6: Espolvorea orégano sobre tu creación (siempre quise utilizar esa palabra, ¡es tan graciosa!. Nada como finalizar con orégano volando por la cocina.

Paso 7: Mete tus pizzas al horno y déjalas durante unos 8 minutos (o hasta que el queso se  derrita). Ten cuidado de regular el fuego y la posición de la llama. No queremos quemar nuestras pizzas.

Paso 8: Saca con cuidado tus pizzas, espera un par de minutos para que no te quemes. Acompáñalos con un juguito natural y ¡voilá! ¡A comer! Ñami.

 Por Elena Venechi

0
No tags 0 Comments 0

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *