Mi fiebre “Hallyu”

by

Para que estamos con cosas, el fenómeno “Hallyu” o “Korean wave” es una especie de cosa virulenta y adictiva. Yo, por supuesto, me afiebré desde que el dorama coreano “Boys Over Flowers”  y Lee Min Ho llegaron a mi vida. La adicción generada por este encuentro causó estragos en mi proceso preboda. Encontré más amigos que llevaban años en la adicción y yo ¡ni idea! Ellos me pasaron mil páginas para ver series online traducidas y de ahí en adelante todo fue una exageración: primero ver todas y cada unas de las series protagonizadas por Lee Min Ho (Mackerel Run, Boys Over Flowers, Personal Taste, City Hunter y en agosto, la esperada Faith. Mi fanatismo descontrolado me llevó a ver una serie completa (20 capítulos) en menos de dos días y si consideramos que cada capítulo es de una hora, comprenderán que era un zoombie que con suerte se levantaba del computador para comer. Ahora es mi esposo quien me recuerda que debemos ver un nuevo capítulo (los cuales vemos generalmente un día después de emitidos en Corea porque eso se demoran en subtitularlos los fans de www.viki.com.

Digamos que la fiebre hoy se ha controlado y ha ido derivando en el gusto por variadas “cosirijillas coreanas”.

A continuación, cuatro razones actuales que refuerzan mi Hallyumanía:

1.- Doramas – en Japón, Corea, China y Taiwán es el nombre que tienen las series televisivas de imagen real. Mis favoritas de “Kimchiland”: City Hunter, Caín y Abel, 49 Días, Moon That Conceals the Sun, Boys Over Flowers, Secret Garden.
 

2.- Lee Min Ho – actor, modelo y guapeton de profesión!

 

 

3.- K-pop – Psy y su “Gangnam Style”, CN Blue, JYJ, BoA, G-Dragon, Super Junior, 2NE1, TVXQ y una infinidad de agrupaciones como arroz!

 

4.- Kimbap (roll tradicional coreano, similiar al sushi) y bulgogi (“Carne de Fuego” previamente marinada) – comida coreana no picante (dato importante). Recomendable para incursionar en el mundo de sabores exóticos.

Por Isber.

0
4 Responses
  • Yuna
    diciembre 10, 2012

    Yo solo me río jajajaajaja… Hasta hace un par de años era algo tan especial y único.. prender el computador y meterme a un mundo tan distinto: la música, las teleseries, la COMIDA, cuando iba de compras a patronato, o cuando, simplemente, iba a Corea. Pero de a poco empiezan a surgir gente de todos lados (me daba cuenta por internet), que se contagiaba de cosas y seguía algunas tendencias coreanas. Viví cada cambio de esta “fiebre”, de lejos sí, pero era increíble ver cómo gente repetía canciones que ni entendía, buscaba los significados de las canciones, veía los doramas SUBTITULADOS, comía de lo que nunca me imaginé que comerían, etc y etc.. y todo esto comenzó por la WEB. Ahora a la gente le gusta tanto y hay tanto material que, de hecho, para descargar un dorama ahora es más fácil entrar a páginas extranjeras.
    Es muy interesante lo rápido y masivo que resultado ser todo esto, la gente está muy atenta a todo y es muy visible el cambio. Aparte, creo que el mundo está cambiando el modo de pensar. ahora saben distinguir un chino de un coreano jajaja.. Algo que sí me gusta es que se adaptan a buenas costumbres: el tema del respeto, la diversidad, el esfuerzo, la humildad, etc. y creo que es un buen fenómeno en el sentido de que hay mucho que aprender. Ahora, hay que aprender a controlarse sí. Apuesto a que la mayoría de los que les gusta todo esto han tenido un cambio radical en su vida, en términos de gustos, costumbres y estilos jaja es increíble el fenómeno.. Pero bueno, creo que siempre es bueno saber controlarse, no obsesionarse tanto con los artistas ni idealizar tanto. BENDICIONES!

  • Pily!!
    diciembre 10, 2012

    afiebrados camuflados!!!
    =)

  • Isber
    enero 27, 2013

    Yuna! Verdad que es increíble lo del fenómeno adictivo? Y tienes toda la razón con lo de controlarse! Gracias por ser una #Monadachic y escribirnos! Te esperamos por acá siempre! Un abrazo, Dtb!

  • Isber
    enero 27, 2013

    Pily! Ahahaha si, somos muchos que poco a poco nos sumamos y lo admitimos! Un abrazo, Dtb!

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *